Empujones, pisotones, olores desagradables, vendedores por aquí y por allá…Es una realidad que la mayor parte del tiempo el servicio del metro es bastante ineficiente y si a esto sumamos la inconciencia de muchos usuarios de este medio de transporte, viajar en él se vuelve realmente una película de terror.
Si bien el servicio del metro no es el mejor del mundo, está en nuestras manos tener un poco de consciencia y sentido común para tratar de hacer el viaje menos pesado y menos peligroso. Aquí te damos algunos consejos para hacer un mejor uso de este sistema de transporte colectivo:

1. Permita salir antes de entrar

Quizás algunos no se hayan percatado pero arriba de cada puerta hay un pequeño letrerito que dice “Permita salir antes de entrar” y si bien algunos los han visto, más bien parece que entienden “póngase justo en medio de las puertas cuando éstas se abran, estorbe lo más que pueda y por ninguna razón deje salir” Si bien muchos de esos letreros ya no se ven por estar muy viejos ¿no creen que es sentido común?

Metro_PortaVox

2. Prohibido sentarse en el piso

Seguramente la mayoría de los usuarios ha tenido un día largo y cansado, pero sentarnos en el piso puede causar algún accidente. Cuando los vagones vienen llenísimos y la gente se da el lujo de sentarse el piso y no dejar entrar a más personas ¿a poco no dan ganas de patearlos?

Metro_PortaVox_4

3. Los tubos no son para recargarse

Cuando en el vagón no cabe ni un alma más, es comprensible que la gente esté recargada (en realidad no está recargada, va embarrada) pues entre tanto apretón no le queda de otra, sin embargo hay muchas ocasiones en que los tubos se usan para recargarse nada más porque “se nos antojó”, lo cual impide que las personas puedan sostenerse de ellos ¡Por favor no lo hagas!

4. Cedamos el lugar

Existen lugares reservados para mujeres embarazadas o con niños, personas de la tercera edad o con alguna discapacidad, la cosa es que todos hemos visto estos letreros dentro de los vagones pero no los respetamos. Cada que sube una persona con estas características al vagón sucede algo muy impactante…a todas las personas que están sentadas les da narcolepsia (ataques de sueño). No nos hagamos que la virgen nos habla, que tenemos sueño o que venimos leyendo, cedamos el asiento a las personas que lo necesiten.

Metro_PortaVox_2

5. Evita comer dentro del vagón

La ventilación normalmente no funciona, las ventanas muchas veces no se pueden abrir y además existen olores bastante desagradables dentro de los vagones ¡y peor aún! nunca falta el/la señor/a que se viene echando una gordita o unos taquitos y apesta todo el vagón, una situación bastante desagradable.

Metro_PortaVox_3

6. Metro vacío: No corro, no grito, no empujo

Si has viajado en hora pico esto te hará mucho sentido (más si viajas en la separación de mujeres). Cuando las estaciones y los andenes están demasiado llenos, en ocasiones llegan a mandar metros vacíos, lo que se vuelve una pesadilla. Las personas ¡se vuelven locas! ¿Y todo saben por qué? Por un lugar. Evitemos un accidente, en esta situación “no corras, no grites, no empujes”

7. Mochilas y bolsas abajo

Si el vagón viene vacío y tus bolsas o mochilas no estorban a nadie, siéntete libre de llevarlas arriba pero si el vagón viene lleno, por lo que más quieras bájalas. Evita estorbar con ellas (y de paso que te saquen en celular y la cartera).

8. Los asientos no desaparecen mágicamente

Correr, aventar la bolsa del mandado, acostarse en los asientos con tal de ir sentado puede tener consecuencias graves aunque no lo creas. El asiento no se ira corriendo, ni va a desaparecer, vaya lleno o vacío por favor nunca hagas eso, muchas veces por hacer esto sin darte cuenta puedes llegar a empujar o golpear a las personas y si te dicen algo para colmo te enojas.

9. Línea de seguridad

Las líneas amarillas pintadas en el piso son por tu seguridad, no las rebases para ver si viene el metro…que te asomes cada cinco segundos no hará que llegue más pronto, evita caer a las vías o golpearte contra el metro. Esto se vuelve más peligroso cuando los andenes están muy llenos así que por favor ¡No empujes! Estar hasta delante cuando esto pasa, es realmente algo extremo, evita accidentes.

10. Una “perfumadita” antes de subir

Nada peor que venir oliendo sobacos apestosos (y el/la señor/a que viene con su gordita) y más cuando el metro se queda parado a la mitad de cada estación. Seamos sensibles, si te “chilla la ardilla” un limonaso antes de entrar, cuidemos el olfato de los usuarios.

 

Sobrevive en el metro

Ya te dimos la guía del usuario del metro para sobrevivir en ese gran gusano naranja; sin embargo, además de los 10 consejos te recomendamos mentalizarte que aunque cumplas con ellos al pie de la letra, siempre encontrarás a más de uno que no lo hará, así que no te desesperes, no te enojes y jamás te pelees por intentar hacer que las personas piensen como tú, aunque lo hagas de buena manera. Uno nunca sabe con qué locos se encuentra.

Si tienes alguna otra recomendación para viajar en el metro o algún comentario que nos quieras hacer sobre este artículo, recuerda que puedes escribirnos a [email protected], en los comentarios de abajo, en nuestro Facebook o en nuestro Twitter.

Facebook Comments