La bandera, junto al himno y al escudo nacional, representan a los tres símbolos patrios de nuestro país; sin embargo, hoy en su día quisimos hablarte de lo que consideramos uno de los más hermosos lábaros patrios en todo el mundo.

Al igual que un país, una sociedad o un himno, la bandera de México tiene una historia detrás, la cual ha hecho que al pasar del tiempo este símbolo nacional nos dote de identidad, la cual llegó después de mucho tiempo y que quisimos investigar para ti.

Sin más preámbulo, damos paso a este breve artículo en el que abordamos la historia de la bandera mexicana, recordando cuando cada lunes en la primaria o en la secundaria, debíamos hacerle honores.

 

El origen de la bandera

Como muchas de los símbolos o las tradiciones que existen en México, la bandera nacional tiene su origen en nuestros pueblos prehispánicos, ya que desde esa época, los habitantes de las distintas regiones y pueblos, plasmaban símbolos que hacían alusión a sus gobernantes y a sus lugares de origen. Posteriormente, la conquista española mezclaría los recursos europeos para darle una identidad a dicho lábaro patrio, utilizando los emblemas o los escudos de los monarcas, lo que permitía dar a conocer cuáles eran los dominios de cada uno de ellos.

Cuauhtemoc Origen Bandera PortaVox

Al iniciar la guerra de Independencia, la bandera mexicana Miguel Hidalgo convirtió en un estandarte de la virgen de Guadalupe en el antecedente principal de dicho símbolo patrio. Según algunos historiadores, dicho lábaro insurgente tiene el puesto número uno en la identidad de la bandera nacional; otros señalan que es la primer bandera de México.

Estandarte Bandera Hidalgo PortaVox

En 1815, durante el mismo acontecimiento bélico, los Insurgentes diseñaron una nueva, la cual integraba los colores azul y blanco, quedando establecida como “la oficial” en el decreto del 14 de julio del Supremo Gobierno Mexicano. En dicho símbolo, se dio la primera aparición del águila posada sobre un nopal.

En el año de 1821 y ya como nación independiente, el gobierno de Agustín de Iturbide modificó e instauró los colores que permanece vigentes en la actualidad. El verde, blanco y rojo comenzaron su historia al lado del águila sobre el nopal, con el detalle que el ave portaba una corona imperial.

Llegó el año 1923 y después de la abolición del imperio de Iturbide, el Congreso Contribuyente removió la corona del águila y agregó la serpiente y las ramas de encino que permanecen hasta nuestros días, lo que constituyó la bandera de la Primera República Federal.

En 1862, durante el periodo del Segundo Imperio Mexicano y bajo las órdenes de Maximiliano I, se rediseñó nuevamente la bandera mexicana, colocando un águila coronada en cada una de las esquinas y colocando el Escudo Imperial Francés. Este diseño estuvo vigente hasta 1867, año en el que Maximiliano de Habsburgo fue fusilado.

En 1881, ya en el Porfiriato, el General Díaz ordena que el águila aparezca de frente y con las alas extendidas. Influenciado por la leyenda de la fundación de Tenochtitlán, Porfirio Díaz establece que el águila mantenga su perfil hacia la izquierda y conserve los otros elementos principales: la serpiente y las ramas de encino.

De 1899 a 1917, la bandera vuelve a sufrir un cambio. En esta ocasión se ordena que el águila mantenga sus alas abiertas, además de que fue la primera ocasión en que se definió la proporción de la bandera.

Durante el gobierno del presidente Venustiano Carranza se lleva a cabo otra modificación, esta vez se designa que el águila se encuentre de perfil (hacia la izquierda). Esta bandera estuvo vigente de 1917 a 1934.

En el año de 1934 se establece la primera legislación para los Símbolos Patrios y se modifica el escudo, haciendo que las ramas de olivo rodeen al águila devorando a la serpiente. Ésta Enseña estuvo vigente hasta 1968, cuando fue modificada por decreto el 16 de septiembre de 1968.

La Enseña actual fue instaurada durante el sexenio de Díaz Ordaz y confirmada en la ley el 24 de febrero de 1984.

Historia de la bandera mexicana

El significado de los colores de la bandera

A partir de 1821, la bandera nacional se conforma de tres colores. Según Presidencia de la República, se debe iniciar con el color verde que simboliza la esperanza del pueblo mexicano. El color blanco se refiere a la pureza de los ideales de nuestro pueblo. El color rojo simboliza la sangre derramada por los héroes mexicanos que pelearon porque nuestra patria fuera la nación independiente que conocemos hoy en día.

¿Cómo vieron la historia de la bandera nacional? Interesante, ¿no? Es un hecho que tuvieron que pasar muchos años y tuvo que sufrir varias modificaciones a lo largo del tiempo para que pudiéramos tener una de las banderas más bellas del mundo, lo que representa un orgullo para cada uno de los mexicanos.

Recuerda que si tienes algún otro dato importante acerca del origen de la bandera de México, puedes enviarlo a nuestro correo [email protected], dejarlo en los comentarios o publicarlo en nuestro Facebook.

Facebook Comments