Este  04 de enero es el Día del Periodista en México, pero de verdad ¿tenemos algo qué celebrar? En nuestro país cada vez son más los casos de agresión y muerte a medios y comunicadores sin que se lleve a un acto de justicia definitivo, sólo se encuentran archivados en la indiferencia oficial; siguen en la impunidad.

Casos de espionaje telefónico, censura, intimidación, ataques cibernéticos, amenazas, desaparición, agresión física y hasta homicidios contra periodistas, engrosan expedientes que sólo quedan en averiguaciones previas en la Procuraduría General de la República y colocando, de nuevo, a México como el país más mortífero para la prensa de entre todos los que no están en guerra, según se desprende del informe anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF) sobre la mortalidad en la profesión.

De acuerdo con el último informe de RSF del 2016, con 11 periodistas profesionales asesinados, México se encuentra en el tercer lugar mundial, después de Siria e Irak, con 19 y 10 muertes respectivamente, en el conteo mundial de homicidios contra el gremio periodístico.

La organización informó que durante el 2016 fueron asesinados 74 comunicadores en el mundo, de los cuales 57 eran periodistas profesionales, 9 periodistas ciudadanos y 8 colaboradores en medios.

Según el balance se registró un descenso de 15% en los homicidios de periodistas profesionales, contra los 67 asesinatos ocurridos en 2015.

Pero, ¿por qué celebramos el Día del Periodista en México y comunicadores?

Aunque el origen de esta celebración es incierto, se especula que es en conmemoración al aniversario luctuoso del periodista Manuel Caballero, quien es considerado el iniciador del periodismo en México.

Caballero nació en 1849, en Tequila, Jalisco. A él se le atribuyen diversos trabajos en investigación que fueron un gran ejemplo para el periodismo moderno y hoy se lo recuerda como el primer reportero mexicano. Asimismo, también se le considera el principal fundador de El Noticioso y El Mercurio Occidental.

Datos de Article 19, fue desde el año 2000 cuando la violencia contra quienes ejercen el periodismo se incrementó en México. De 1983 a 1999 la Comisión Especial de Seguimiento a Agresiones a Periodistas y Medios de la Cámara de Diputados reportó 33 asesinatos, mientras que a partir del 2000 registró 77, duplicándose el número de periodistas asesinados en la última década. Sin embargo, fue a partir del sexenio de Felipe Calderón que las agresiones incrementaron de manera notable.

Los estados más azotados por esta situación de violencia en la República son Veracruz, Morelos, Sinaloa, Coahuila, Chihuahua, Durango, Tamaulipas, Estado de México, Guerrero, Zacatecas y Oaxaca, lo que representa más del 30% de las entidades del país y más de la mitad del territorio nacional.

De acuerdo con información de Animal Político, durante el actual sexenio de Enrique Peña Nieto, 20 periodistas han sido asesinados.

Aunque muchos tratan de justificar la cantidad de agresiones a periodistas con vínculos entre los periodistas y grupos delictivos, nunca se llega a saber la verdadera causa de las muertes lo que provoca cada vez más impunidad. Los ataques contra la prensa han derivado en autocensura, desplazamiento y exilio forzado de periodistas, vulnerando los principios fundamentales de una sociedad abierta.

La libertad de prensa no es un privilegio, sino un derecho de todos los periodistas e individuos a contar con las garantías necesarias para expresarse por diferentes medios de comunicación libres de censura y control estatal. Una sociedad que cuente con periodistas y medios de comunicación libres y con el debido respaldo, podrá contar con información veraz y el poder necesario para generar cambios, esto y más en el Día del Periodista en México.

Facebook Comments