El término mansplaining ha ganado popularidad en los últimos años y porque es otra forma de violencia machista contra las mujeres, que se debe erradicar.

¿Qué es el mansplaining?

Cuando un hombre interrumpe a una mujer para explicarle algo de manera condescendiente, por el simple hecho de asumir que él tiene un mejor manejo del tema que se esté tratando sin ningún tipo de prueba, desacreditando a su interlocutora simplemente por su género.  ¿De dónde proviene el término?  De la experiencia. El término adquirió visibilidad gracias a la escritora estadunidense Rebecca Solnit, quien tuvo la idea a partir de una anécdota en una fiesta, en donde ella fue una de las protagonistas.

La autora recogió esta anécdota en un artículo de 2008 titulado “Men explain things to me” («Los hombres me explican cosas»), en el que explicaba y hacía una dura crítica a este mal hábito de los hombres cuando explican cosas a las mujeres, con independencia de si se sabe algo del tema y usando por lo general un tono paternalista y condescendiente.

¿Por qué está mal?

Esta acción es si bien una falta de respeto porque es utilizado para menospreciar o incluso insultar la opinión o ideas de cualquier mujer.

El mansplaining hace referencia a esas situaciones en las que un hombre trata de explicar a una mujer cómo amamantar a su bebé, o sobre otro explicando a una escritora el significado de su propio libro por poner un par de ejemplos.

La diferencia entre estos ejemplos radica en  los hombres apoyándose en «su derecho a desestimar las experiencias que las mujeres dicen que tienen”, afirmó Solnit en su ensayo después de recopilar muchas anécdotas parecidas de distintas mujeres.

¿ Y tú qué opinas de esta conducta?, ¿Has vivido o has hecho el mansplaining? Estas conductas debemos eliminarlas, pues también generan violencia en contra de las mujeres.

Facebook Comments